1 Litro de Lágrimas el dorama que cautivará tu corazón

1 Rittoru no Mamida o 1 Litro de Lágrimas es uno de los doramas japoneses que más me ha marcado en mi vida, y no se trata de lo que estamos acostumbrados a ver, no se trata de la chica que se enamora de un chico y deben luchar por su amor. Este drama va más allá, te deja una enorme enseñanza de vida, tal vez en el momento que uno la ve, decimos ya cambiaré mi forma de pensar, y luego volvemos a quejarnos por cosas tan pequeñas. Sin darnos cuenta la profunda enseñanza que nos deja la vida de Ikeuchi Aya, protagonizada por Sawajiri Erika.

Una historia basada en hechos reales

Este dorama esta basado en una historia real, existen algunas cosas que son agregadas, como en todo drama. La historia se basa en Ikeuchi Aya, que en la vida real su nombre era Aya kitou, una chica normal de 15 años, sus padres son personas de esfuerzo que tienen una tienda de tofu. Aya es una persona llena de energía y con muchas ganas de vivir. 

Un día ella se cae, esto podría haber sido un acontecimiento normal, sin embargo esto comenzó a repetirse de forma continua, su madre la lleva al doctor y a Aya le diagnosticaron una degeneración espinocerebral, una enfermedad incurable.

Lo peor de la enfermedad es que va matando a la persona poco a poco y nada se puede hacer, el cerebro empieza a dejar de funcionar, la persona que la padece de a poco ya no puede escribir, caminar, hablar, las cosas más fáciles y simples para nosotros, para ellos se convierte en una tarea ardua que requiere mucho esfuerzo.

Aya se ve enfrentada a esta enfermedad y deberá enfrentar una serie de obstáculos, no solo por su enfermedad, sino también debe lidiar con las personas que están a su alrededor y nos demuestra como alguien se aferra a la vida a pesar de los problemas.

Da gracias a Dios por vivir cada día

La historia de Aya me marcó profundamente con tan solo 15 años ella se ve enfrentada a una enfermedad terrible. A veces nosotros pensamos que tenemos problemas muy graves, sin darnos cuentas que existen personas que en este preciso momento están luchando contra una enfermedad y están viviendo sus últimos días.

Sin darnos cuentas no apreciamos lo que tenemos, queremos más y más, sin detenernos por un momento y apreciar lo maravilloso de este mundo.

Poder movernos, respirar, escribir, caminar son cosas que deberíamos apreciar con todo nuestro corazón, y vivir un día más es un milagro. Si el día de mañana te detectarán una enfermedad incurable estoy segura que aprovecharías tu vida al máximo, entonces ¿por qué no hacerlo ahora? Aprovecha la oportunidad que tienes en tus manos hoy.

“Esta enfermedad ¿por qué me eligió a mí? No puedo aceptarlo, si es solo por el destino.”  Aya Kitou.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Adbox

@ashtidulce