La historia de ELLA


Ella era normal, sin sueños, sin esperanza, solo vivía lo que tenía que vivir. No sabía lo que era el amor, porque jamás lo sintió. Sentía que no valía nada en comparación a otras personas, sin embargo todo esto cambiaría con una sola mirada.

Un día por esas casualidades de la vida, se encontró cara a cara con "ÉL" y sintió una electricidad por todo su cuerpo, así fue como lo describió Ella, de ese momento su cabeza no pudo dejar de pensar en ÉL, no sabía qué era lo que esa mirada tan profunda había provocado en ella.
La segunda vez que lo vió su corazón no paraba de latir, estaba tan nerviosa que no podía expresar una palabra, solo risas nerviosas. Él, era amable y tenía una sonrisa que la cautivaba cada vez que la miraba.
La tercera vez que se vieron Él estaba de cumpleaños, Ella le dio un abrazo en ese instante su mente y corazón se unieron para recrear un sitio donde solo estaba ÉL y ELLA. Sintió una paz que jamás sintió, deseaba quedarse así para siempre.
La cuarta vez, hablaron por las famosas redes sociales ÉL le pedía consejos de amor y Ella se lo entregaba como una gran amiga.
La quinta vez que se vieron hablaron de la ex-novia de ÉL, y ELLA por una extraña razón no quería hablar de ese tema, quería que hablaran solamente de ellos.
La sexta vez que se vieron, ÉL le confirmo que no tenia novia, Ella trato de desimular su felicidad, pero no podía contenerla.
La séptima vez, Ella veía sus fotos todos los días, cada minutos, cada segundo y sin saber porque su corazón no dejaba de latir y se imaginaba estar con ÉL.
La octava vez que se vieron, ÉL la abrazo, Ella no sabía que hacer, solo dejo que ese momento fuera su tesoro hasta el día de hoy.
Desde la novena vez, empezaron una relación muy estrecha de amistad ELLA que jamás había sentido que era el verdadero amor, empezó a cuestionarse si de verdad era ese sentimiento lo que estaba experimentado.
La Décima vez salieron, ÉL le compró un algodón de azúcar, ELLA sentía que era la mujer más feliz del mundo, pensaba que así se sentían las mujeres cuando estaban con alguien que no podían dejar de mirar ni de pensar. Ella fue realmente feliz ese día.
Desde la décima vez ELLA perdió la cuenta de cuantas veces empezaron a verse y compartir aventuras, cuántas hablaron hasta la madrugada, cuántas veces ELLA pensaba en ÉL y ÉL en ella.
Sus conversaciones cada vez eran más largas, pero ninguno decía lo que sentía por el otro, sin embargo lo sabían porque cada vez que se veían una atracción inexplicable surgía. 
Un día llegó ese momento que todos cuando se enamoran esperan, un beso cálido y eterno. Esa noche ninguno de los dos podía esperar más, sabían que algo iba a pasar, sus risas nerviosas pronosticaban lo que sería lo más maravilloso para ellos.
Se sentaron, ÉL la rodeo con un brazo y se acercó lentamente y sus labios rozaron. ELLA se puso nerviosa y se alejó rápidamente. Él la siguió, Ella sabía que si seguía caminando ese momento mágico no iba a volver, por eso retrocedió unos pasos y tomó asiento en unas de las bancas más cercanas, ÉL llegó tiernamente y tranquilo así era su personalidad. Tomó asiento y volvió a realizar la misma acción que hizo la primera vez, pero ahora algo había cambiado Él sabía que tenía que demostrarle cuánto la amaba en un solo beso, cerró sus ojos, ELLA no los cerró hasta sentir los labios juntos, fue un beso puro, tierno, lleno de amor, en ese instante todo se detuvo, solamente eran ellos, sus corazones se unieron y sus mentes no pensaban en nada, solo sentían.
Al terminar caminaron mirándose y riendo. Eso se resume en felicidad.
Me gustaría seguir contándoles de ellos, sin embargo será en otra oportunidad, también me gustaría decirles que vivieron felices para siempre, pero eso solo pasa en los cuentos y en casi todas las peliculas.
Lo que les puedo asegurar es que ELLA encontró el amor de su vida, sin embargo eso no significa que el destino les tenía el mismo camino.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Adbox

@ashtidulce