"Odio mi cuerpo": Uno de los pensamientos más negativos. Aprende amarte



En este último tiempo me he dado cuenta que los estereotipos del cuerpo perfecto invade todo ámbito en nuestra vida cotidiana, por esta razón existen cada vez más personas que no están conformes con su cuerpo, en especial las mujeres, que se dejan llevar por las modelos, cantantes, actrices entre otras personas influyen. Y poco a poco van odiando su cuerpo, empiezan a encontrar defectos en su cuerpo cada vez que se ven al espejo, incluso algunas pueden llegar a enfermedades tan extremas como la anorexia o la bulimia.


Mi cuerpo es perfecto para mí

Cuando te miras al espejo, lo primero que ven tus ojos son las partes de tu cuerpo que te gustaría cambiar, no te enfocas en tus virtudes, sino en lo malo que según tú no va acorde contigo.

Tal vez aspiras a un abdomen plano, piernas más largas, tu nariz no es la que deseas, no te gusta tu cara, no estás conforme con tus pechos, y así la lista sería larga de los “defectos” que te puedes encontrar cuando nuestras inseguridades son grandes. Y empiezas a decirte una y otra vez ¿Por qué no pude tener un aspecto diferente?

Nuestros pensamientos negativos empiezan a invadir a nuestro cerebro y una vez que se quedan allí, es muy difícil poder sacarlos de una día para otro.

“Me gustaría ser diferente” o incluso “Me da asco mi cuerpo” son afirmaciones equivocadas que muchas veces tenemos al vernos al espejo. Compartiré con ustedes algunos consejos que nos pueden ayudar aceptarnos y amarnos. Y dejar de compararnos con las otras personas que no nosotras o nosotros, recuerda tú eres único y no existe nadie igual a ti. Lo mejor en la vida es ser auténtico. Siempre es bueno llevar una vida saludable y realizar ejercicio de forma continua, pero no porque quieres ser como lo demás, sino porque te estarás cuidando a ti mismo.

Todos tenemos defectos, pero mis virtudes son más grandes

1. Mira el lado positivo siempre

Cuando te mires al espejo o en una foto, fija tu mirada hacia las cosas que te gustan de ti, di cosas agradables sobre ellos e imaginate como otras personas también las admiran. Deja de enfocarte en las cosas que te gustaría cambiar, mejor enfocate en lo que amas de ti. Al principio tal vez será un poco difícil, pero verás como poco a poco saldrás adelante.

2. Impresionarte a ti mismo

A veces cuando no nos gusta nuestro cuerpo tendemos a desvalorizar todo lo que hacemos, por eso debes enfocarte en todo lo que haces bien, todos en este mundo realizamos alguna actividad bien, ya sea dibujar, cantar, escribir, entre otras actividades, esto te ayudará a tu autoestima. 

Además puedes ir al gimnasio o bien realizar algún ejercicio en tu casa, no es necesario que gaste dinero, hoy en día todos tenemos acceso a internet y podemos colocar algún video en youtube y seguir los pasos. Para ser sincera contigo, yo hago este punto, no me sobra el dinero para ir a un gimnasio, ya que tengo otras prioridades, así que lo más fácil para mi es, salir a correr que es gratis o pongo un video y realizo ejercicio. Esto ayuda a que me sienta mejor conmigo misma por cuidar mi cuerpo y también me ayuda a liberar estrés. Además de que me impresiona de mi misma por hasta donde he llegado y no poner excusa para no cuidarme.
3. Explora tu cuerpo

Fijate en cada parte de tu cuerpo, y descubre lo maravilloso que eres. A mi por ejemplo nunca me ha gustado mi nariz porque siento que la tengo muy grande, sin embargo existen otras parte de mi cuerpo que me encantan como mis piernas. Poco a poco me va gustando mi nariz porque es parte de mi, tal vez si tuviera otra no sería armoniosa con mi cara.

4. Trabaja para detener las comparaciones con otras mujeres

Todo nosotros tenemos dones propios, el éxito o belleza de otra mujer no te quita la tuya. Todos nosotros tenemos defectos, lo que pasa es que las personas que no lo demuestran es porque aprendieron amarse a sí mismo y se sienten seguro. Aman lo que hacen y lo que son. Tú debes amarte por quien eres y como eres.
5. Todos tenemos inseguridades

Hasta la mujer o hombre más perfectos tienen inseguridades, pero esas personas aprenden a vivir y amar como son, como lo mencioné en el punto anterior.

6. Paciencia

Todo esto no va a suceder de la noche a la mañana, práctica cada aspecto mencionado, y sé paciente y sigue adelante. Ámate cada día, descubre que amas de ti todos los días y sácate provecho.

Como ya te conté amo mis piernas por eso casi siempre ando con faldas o shorts, porque me siento segura de mí, por eso te invito a que te ames y te sientas bien contigo misma todos los días de tu vida.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Adbox

@ashtidulce