Coleccionando Buenos Recuerdos N°2: Día de Trámites y Probando Crepes

Hola ¿cómo han estado? Hace muy poco tuve unos de esos días que a todos nos molesta, no pone de malas y realmente es muy cansador. Estoy hablando de un día de trámites. No conozco a nadie en mi vida que disfrute realizar esta actividad y claro no es algo agradable de hacer, sin embargo es una obligación.
Cada vez que debo realizar trámites, se me viene a la cabeza la palabra burocracia, personas con malas caras, un ambiente desagradable y miles de horas esperando para que me atiendan. A veces siento que uno mismo se cansa y hace que el día siguiente sea aún más desagradable. Por eso ese día traté de hacer algo diferente, recordé que debía hacer esos documentos porque sería por mi bien, y que debía tener calma, al mismo tiempo mucha paciencia. Así que saqué mi número para que me atendieran, cabe mencionar que tenía que esperar  una vuelta completa, tenía tanta rabia, flojera y me sentía pésimo.
Pero en ese momento pensé: "No sería mejor hacer algo que jamás he hecho a quedarme ahí milles de horas" y eso fue lo que hice. Recordé que había pasado unas horas atrás por un lugar donde vendían crepes dulces, y nunca las había probado, siempre las había visto en las películas, así que encontré que era un buen momento para que mi paladar las conociera.
El lugar al que fui es pequeño, pero me gustó mucho, era muy agradable. El menú tenía varios sabores, pedí un crepe de papaya, con helado y manjar con un rico jugo de piña. Investigué que está receta es de origen fránces que existen dulces y salados, éste último aún no lo he probado, pero creo que lo haré para uno de mis videos de mi canal de YouTube y así les muestro el lugar.
Tengo  que admitir que si nunca hubiese aprovechado ese momento que tenía que esperar jamás hubiera probado esas deliciosos crepes. Cuando llegué faltaba muy poquito para llegar a mi número. Me atendieron y por fin terminé en ese lugar, claro que antes ya había hecho más papeleo, pero gracias a esa delicosa crepe me sentí muy feliz, sé que fue un momento muy pequeño, pero lo disfruté mucho.
Luego ese mismo día un amigo me dió un pequeño obsequio, dos revistas japonesas, dijo que se acordó de mí porque son de moda, estoy muy agradecida, ya que me sirven mucho para inspirarme. Ya saben que me gusta la moda, me gusta crear e inspirarme en cosas en la que algún día me gustaría realizar y llevar a cabo. Me gusta mucho diseñar ropa, y saber mucho del tema de la moda, por eso estos pequeños obsequios fueron algo que amé mucho porque fue una dosis de alegría.
Tengo que admitir que los días de trámites apestan, pero creo que si uno tiene un actitud positiva pueden cambiar muchas cosas, sé que es difícil a veces mantener el optimismo, sobre todo cuando otras personas tienen una actitud poco agradable, sin embargo, creo que es mejor recordar que haremos ese papeleo solo una vez y luego no más. Lo mejor que se puede hacer en día así, es hacer algo que no haga feliz y pensar que no fue un día tan malo después de todo.
La verdad soy muy pesimista, pero estoy tratando de buscar el lado positivo a todo, cuesta mucho, lo sé por experiencia propia, no obstante, quiero empezar a realizar buenos recuerdos que permanezcan en mi mente, más que los malos, porque si estos se quedan conmigo termino desperdiciando el día por completo (aunque les admito que esto último suele pasar mucho, porque siempre existen cosas que aunque queramos nos terminan desmotivando).
Muchas gracias por leer mi entrada de hoy, espero que te haya gustado, y recuerda que no todo es tan malo, te lo dice alguien que está empezando a ver el lado positivo de a poquito n_n. Recuerda que tengo canal de YouTube donde puedes Suscribirte, estaría muy agradecida y nos vemos en otra entrada.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Adbox

@ashtidulce